KOLABORAZIOA: Otarra jasotzeko arrazoiak (Nagore QHCMCV)

Valle del Baztan, Navarra

Razones para la cesta de verduras.

Un poco de proselitismo: no sé si como información, o como reafirmación, voy a contaros algunas de las cosas buenas que tiene esto de la cesta de verduras.

Cada semana, una sorpresa: aunque me he solido quejar de que los productos se repiten, lo cierto es que como nunca sabes qué va a llegar, siempre es una sorpresa. Además, bien pensado, cuando compraba la verdura en el súper, casi siempre compraba lo mismo. Lo mismo, durante todo el año. Así que, ¿de qué me quejo?

Conocer nuevos productos y sabores: nunca jamás había comprado remolacha, berza, berza piperina, col rizada, rábanos, ni achicoria. Ni siquiera kiwis. ¡Y resulta que todo me gusta! Sí, soy un estómago agradecido. Y de acuerdo, con la remolacha tengo mis más y mis menos, pero doy por bueno haberla conocido.

Aprender nuevas recetas: no sólo para cocinar los productos que no conocía, sino también aquellos que, como la calabaza, sólo comía en crema y este invierno, al llegar semanalmente en importantes cantidades, hemos redescubierto…

Conocer qué da nuestra tierra en cada estación: seguro que mucha gente lo sabe sin necesidad de cesta de verduras, pero aquí confieso mi ignorancia para todo lo relacionado con la agricultura. Cuando llegue el Armagedon a ver de qué me alimento. Memos mal que mi amigo Etxebe se está currando un huerto. Bueno, sé que los aguacates no son propios de Tolosa, pero la verdad, pensaba que las vainas eran de invierno. ¿A que no soy la única?

Irakurri gehiago>>Todo está bueno: comes una ensalada en un bar y es cuando aprecias realmente lo buenas que estaban las escarolas en invierno, o el sabor de nuestra ensalada verde casi diaria. Y así con todo. Los manojos de carnosas acelgas, los delicados puerros, los sabrosos ajetes…

Apoyar la compra directa: hoy día existen muchas posibilidades para hacerse con una cesta de verduras similar a la nuestra, pero la fórmula de la compra directa al  productor local me parece que tiene un plus. Es un grano de arena para ayudar a mantener nuestros entornos rurales, tan vapuleados. La combinación cesta de verdura-grupos de consumo también me interesa mucho, aunque de momento no estamos en ninguno (nuestro grupo no funciona como grupo).

Es ecológico: nuestro baserritarra, en concreto, produce de forma ecológica. Eso, sin duda, redunda a favor de la salud del planeta y de la nuestra; pero para ser sincera, me da la impresión de que muchos pequeños agricultores tradicionales tampoco están tan lejos de la producción ecológica, otra cosa son las grandes empresas. No sé, alguien con más conocimiento quizá me corrija. Además, no quiero engañar a nadie: nuestra cesta de verduras es ecológica, al igual que algunos otros productos que consumimos. Pero otros no lo son, ni somos un ejemplo de conducta en esta materia. Un ejemplo: me cabrea sobremanera tener que hacer un esfuerzo por averiguar en qué contenedor tengo que tirar materiales diversos, cuando lo que se debería hacer es obligar a las empresas a reducir e incluso eliminar los embalajes, así como indicar dónde hay que tirarlos. Así que a veces se va todo junto al cubo de la basura. Otro: no sé andar en bici -:)

Un valor más allá del monetario: mucha gente nos ha preguntado si la ventaja de ésto es que es más barato que comprar en el súper, el mercado o la tienda de la esquina. La verdad, si miramos sólo el precio, no. Pero valorando los apartados anteriores, ¿qué opináis?

¿Os animáis a contar vuestras razones?

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: