EKIMENAK: Bihotzdun ardoak Azpeitian

AZPEITIA, ekainak 1, ostirala, arratsaldeko 6tan Sanagustin Kulturgunean
ARDO DASTAKETA. DEGUSTACIÓN DE 9 vinos elaborados por agricultores que podan, 
esperguran, abonan, desnietan, vendimian, prensan, clarifican y embotellan vino 
a partir de sus uvas. Un momento para el encuentro entre productores y consumidores,
una ocasión para la belleza y el placer.

El vino no tiene porque ser un artículo de lujo, sino un producto diario y asequible para cualquier hogar

Nueve cosecheros riojanos apuestan por un modelo de comercialización que estrecha la mano entre el productor y el consumidor. La venta directa, el trato humanizado, la invitación a sus bodegas para conocer el proceso de elaboración de su producto artesanal y la recuperación de precios populares, asequibles a todos los bolsillos, es lo que reivindica la asociación “El corazón del Rioja”, con su gama de cosecheros y vinos ecológicos de elaboración tradicional.

Frente a las bodegas de diseño y a las grandilocuentes campañas de vinos de lujo, los cosecheros llevan las de perder en esta batalla por el glamour y la ostentación, sin embargo hay algo que los grandes no pueden ofrecer: un proceso de cultivo y elaboración controlado al 100% por el propio productor, un vino que conoce el origen de todos sus granos, una cadena productiva que se remonta a las viñas plantadas por los antepasados y llega hasta el descorchado de la primera botella de la cosecha en una bodega familiar. Estos son los grandes lujos de los pequeños productores.

Riojas con corazón

“Poner la botella en la mesa de la gente” este es uno de los objetivos de la asociación “El corazón del Rioja” además de revindicar una elaboración artesanal y tradicional del vino de año y visibilizar “la importancia de que somos nosotros los que controlamos todo el proceso, desde la  poda y la elección del momento adecuado para vendimiar,  hasta el trasiego y el embotellado” explica Vicente Marin, uno los miembros de la asociación.

La maceración carbónica, en algunos casos en lagos de hormigón, los de toda la vida, la fermentación a partir de levaduras propias como hacen Rubén y su hermano Jorge Ruiz del Portal , la posibilidad e visitar sus bodegas y calados centenarios como los de Oliver Villar Estebas en Cordovín, son solo algunas de las ventajas que ofertan estos cosecheros que se han aliado para promocionar una marca común basada en lo autentico, en lo tradicional y popular.

Procedentes de diferentes lugares de denominación Rioja, como Ábalos, San Vicente de la Sonsierra, Alesón, Uruñuela,  Badarán, Cordovín  y Herce,  este proyecto aúna a nueve bodegas de larga tradición familiar, tres de ellas lideradas por mujeres, que junto a hermanos y padres han apostado por la herencia familiar.  No se trata solo de perpetuar un negocio sino de mantener viva esa relación con la tierra, la viña y el “saber hacer” tradicional.

El objetivo de este proyecto conlleva una doble vertiente: reivindicar la elaboración del vino de manera artesanal y familiar, y promover una comercialización sin intermediarios donde productor y consumidor puedan conocerse y beneficiarse de lo que supone establecer relaciones cercanas: precios asequibles y mutuo enriquecimiento.


Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: